Una de las mayores novedades que trae la LCSP es la mayor restricción sobre los contratos menores. No solo la cuantía límite – que se reduce en un 30% más o menos – sino también la imposibilidad de suscribir contratos de manera directa con un mismo proveedor que superen dichos límites en el marco de un año, han puesto «patas arriba» muchos pequeños (y no tanto) órganos de contratación.

La LCSP en su preámbulo señala a los nuevos procedimientos simplificados y sumarios como dos de las vías de escape para esta nueva situación. Sin embargo, existe otra posibilidad, presente ya desde hace varias leyes de contratación, que puede ayudar a ordenar y simplificar la contratación.

Se trata de los sistemas dinámicos de adquisición, una suerte de «ornitorrinco jurídico» que mezcla aspectos del procedimiento abierto, del restringido e incluso del negociado. Básicamente se trata de un acuerdo marco que debe tramitarse exclusivamente de manera electrónica y que, además, está abierto durante toda su vida.

A tenor del crecimiento de este tipo de procedimientos en la plataforma, parece que los SDA han venido para quedarse. Un análisis a nivel europeo muestra que tanto Holanda como el Reino Unido son los líderes en este tipo de procedimientos (al menos según datos de la plataforma TED). En España, vamos en aumento. Tanto ayuntamientos pequeños como en empresas públicas empiezan a asomar los primeros SDA, para los que, por ahora, la plataforma de contratación no está preparada (al menos para su segunda fase).

En sucesivas entradas de este blog iremos desgranando las ventajas, y los procedimientos a seguir, para implementar uno. Por ahora, les dejamos con una carpeta llena de ejemplos y que sirve de base a un proceso «hermano» al principal de esta página.

¡Que lo disfruten!

EJEMPLOS DE SDA

https://drive.google.com/open?id=1TQXv42jl8sk_lxqN1UigD_kYgzk0mCz3


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.